martes, 25 de abril de 2006

Amapolas...

amapolas en mitad del campo
Al pobre y sufrido hortelano, tener un campo lleno de amapolas no le debe hacer ni pizca de gracia ni le resultará un espectáculo bucólico de reminiscencias pastoriles...

Para el que no tiene campo, o lo tiene pero no viev de él, descubrir ese manchurrón de rojo intenso entre el verde le sorprende y le despierta esa vena poética que tenía guardada en lo más recóndito.

La amapola, desconocedora e indiferente de las emociones que despierta, va a lo suyo.

A mi no deja de llamarme la atención, cada primavera, esa sencilla y bella flor en los sembrados. Efímera, porque aquí la primavera dura poco y pronto se agostarán las hierbas y el verde dará paso al amarillo dorado de los campos.

Lo que no sé exactamente es para qué me ha pedido mi hijo que le traiga margaritas y amapolas del campo, que en su clase mañana dice la seño que van a hacer algo de juegos florales. Un adelanto de las Cruces de Mayo, supongo.

Con lo bien que estaban las flores en el campo....

(por cierto, las de la foto no las arranqué, que conste)
Posted by Picasa

6 comentarios:

Una maruja en internet dijo...

Pues las margaritas todavía pero las amapolas las coges y se rompen enseguida. Lo único es el colorido que dan en el campo porque servir lo que se dice servir ..para nada :).

juan p dijo...

Sí, es verdad, lo más te duran hasta la noche o la mañana siguiente sin que se le caigan los pétalos.
de todas formas hay un pequeño truco para que duren más: coger la planta antes de que abra la flor; de esta manera (y en un jarro con agua), al día siguiente florece y dura más tiempo.
Por cierto, todavía no me han contado qué hicieron con las flores...ya contaré cuando me entere

emma-jean dijo...

por cierto, se te ha ocurrido oler una amapola? yo nunca lo consigo, porque tienen sorpresa, ¡insectos, estan llenas de insectos!,ja ja, conste que me encanta la flor pero espero que sea "indolora" para los mas osados, para mí es in-olora de momento.....¿habrá perfume de amapola?...

con lo artista que es el niño, ya imagino la obra que habrá hecho con las flores

juan p dijo...

Me parece que tienen poca fragancia. Lo que sí atesoran es abundante polen, razón por la cual merodean en su seno bichitos diversos que se ponen hasta las botas del susodicho polen de amapola. Algunos tienen un aspecto feroz pero suelen ser inofensivos comedores de polen; lo malo sería encontrarse una abejita y que ésta se enfadase (aunque durante las comidas no suelen dar mucha guerra) y le diera por suicidarse y de paso provocarnos una simpática reacción alérgica, que en mi caso supone una inflamación considerable del órgano afectado. Así que, tampoco voy por ahí oliendo amapolas sin ton ni son.

Vampiresa dijo...

Preciosa la foto!

juan p dijo...

Lo cierto es que me apetecía probar una de las utilidades de Picasa, esa de dejar nítido el centro y desenfocar lo demás. Y no ha salido mala la prueba.
Además, siempre puede servir de postal para el Día de los Enamorados ;-)