jueves, 15 de junio de 2006

Borges...veinte años no es nada...

Hace algo más de Veinte años, tal día como anteayer, Catorce de Junio, fallecía Jorge Luis Borges
Uno de los escritores más grandes de habla hispana, Jorge Luis Borges (23 de agosto de 1899 - 14 de junio de 1986).
Erudito, visionario, poeta, laberíntico, argentino, ensayista brillantísimo y enigmático, ciego, resurector de Mitos, eterno candidato al premio Nobel de Literatura, creador de infinitos y paradojas...



un par de relatos escogidos:

"....La cárcel es profunda y de piedra; su forma, la de un hemisferio casi perfecto, si bien el piso(que también es de piedra) es algo menor que un círculo máximo, hecho que agrava de algún modo los sentimientos de opresión y de vastedad. Un muro medianero la corta; éste, aunque altísimo, no toca la parte superior de la bóveda; de un lado estoy yo, Tzinacán, mago de la pirámide de Qaholom, que Pedro de Alvarado incendió; del otro, hay un jaguar, que mide en secretos pasos iguales el tiempo y el espacio del cautiverio. A ras del suelo, una larga ventana con barrotes corta el muro central. En la hora sin sombra [el mediodía] se abre una trampa en lo alto y un carcelero que ha ido borrando los años maniobra una roldana de hierro, y nos baja, en la punta de un cordel, cántaros con agua y trozos de carne. La luz entra en la bóveda; en ese instante puedo ver al jaguar.

He perdido la cifra de los años que yazgo en la tiniebla; yo, que alguna vez era joven y podía caminar por esta prisión, no hago otra cosa que aguardar, en la postura de mi muerte, el fin que me destinan los dioses. Con el hondo cuchillo de pedernal he abierto el pecho de las víctimas y ahora no podría, sin magia, levantarme del polvo.

La víspera del incendio de la Pirámide, los hombres que bajaron de altos caballos me castigaron con metales ardientes para que revelara el lugar de un tesoro escondido. Abatieron, delante de mis ojos, el ídolo del dios, pero éste no me abandonó y me mantuve silencioso entre los tormentos. Me laceraron, me rompieron, me deformaron y luego desperté en esta cárcel, que ya no dejaré en mi vida mortal."....(La Escritura de Dios)


EL ALEPH:


"En la parte inferior del escalón, hacia la derecha, vi una pequeña esfera tornasolada, de casi intolerable fulgor. Al principio la creí giratoria; luego comprendí que ese movimiento era una ilusión producida por los vertiginosos espectáculos que encerraba. El diámetro del Aleph sería de dos o tres centímetros, pero el espacio cósmico estaba ahí, sin disminución de tamaño. Cada cosa (la luna del espejo, digamos) era infinitas cosas, porque yo claramente la veía desde todos los puntos del universo. Vi el populoso mar, vi el alba y la tarde, vi las muchedumbres de América, vi una plateada telaraña en el centro de una negra pirámide, vi un laberinto roto (era Londres), vi interminables ojos inmediatos escrutándose en mí como en un espejo, vi todos los espejos del planeta y ninguno me reflejó, vi en un traspatio de la calle Soler las mismas baldosas que hace treinta años vi en el zaguán de una casa en Frey Bentos, vi racimos, nieve, tabaco, vetas de metal, vapor de agua, vi convexos desiertos ecuatoriales y cada uno de sus granos de arena, vi en Inverness a una mujer que no olvidaré, vi la violenta cabellera, el altivo cuerpo, vi un cáncer de pecho, vi un círculo de tierra seca en una vereda, donde antes hubo un árbol, vi una quinta de Adrogué, un ejemplar de la primera versión inglesa de Plinio, la de Philemont Holland, vi a un tiempo cada letra de cada página (de chico yo solía maravillarme de que las letras de un volumen cerrado no se mezclaran y perdieran en el decurso de la noche), vi la noche y el día contemporáneo, vi un poniente en Querétaro que parecía reflejar el color de una rosa en Bengala, vi mi dormitorio sin nadie, vi en un gabinete de Alkmaar un globo terráqueo entre dos espejos que lo multiplicaban sin fin, vi caballos de crin arremolinada, en una playa del Mar Caspio en el alba, vi la delicada osadura de una mano, vi a los sobrevivientes de una batalla, enviando tarjetas postales, vi en un escaparate de Mirzapur una baraja española, vi las sombras oblicuas de unos helechos en el suelo de un invernáculo, vi tigres, émbolos, bisontes, marejadas y ejércitos, vi todas las hormigas que hay en la tierra, vi un astrolabio persa, vi en un cajón del escritorio (y la letra me hizo temblar) cartas obscenas, increíbles, precisas, que Beatriz había dirigido a Carlos Argentino, vi un adorado monumento en la Chacarita, vi la reliquia atroz de lo que deliciosamente había sido Beatriz Viterbo, vi la circulación de mi propia sangre, vi el engranaje del amor y la modificación de la muerte, vi el Aleph, desde todos los puntos, vi en el Aleph la tierra, vi mi cara y mis vísceras, vi tu cara, y sentí vértigo y lloré, porque mis ojos habían visto ese objeto secreto y conjetural, cuyo nombre usurpan los hombres, pero que ningún hombre ha mirado: el inconcebible universo."


7 comentarios:

Hada Morena dijo...

Tremendo el Borges!

Ya no existen como él.

Saludos desde Puerto Rico !!

juan p dijo...

Cierto:el Uno y el Infinito en un mismo Ser.
saludos desde un recóndito lugar de Andalucía

emma-jean dijo...

...creador de infinitos y paradojas...
Mmmmh, interesante definición.

Borges es mi asignatura pendiente...y desde ya, no pienso perderme al "creador de infinitos y paradojas".

GRacias Juanp por ser mi amigo,Sé que sientes de verdad lo de mi padre.

ainns que entrañable eres.
:-)))

Redivivo dijo...

Pues a mi me pasa un poco como a Emma, que de Borges, de momento, pues no me he leido nada ( y ya tiene delito la cosa, ya).
Da gusto encontrar post como estos de vez en cuando.

juan p dijo...

Pues sí que resulta sorprendente.
De momento, empezad por las lecturas del post y los enlaces. Ya, si os gusta, pedir prestado un libro suyo a algún amigo/a (y acordarse de devolverlo) o ir corriendo a la Librería más próxima. Antes solía haber una buena oferta de libros descatalogados, en formato de bolsillo, a muy buen precio en las Librerías de Saldo.

emma...gracias por lo de entrañable...lamento no poder, saber, decirte nada mejor... suerte

emma-jean dijo...

...Juanp...¿ y qué más se puede decir?
Todo está dicho.

Me han encantado los relatos que has enlazado. En casa tengo algo de él,(se compraron para trabajos de literatura de mis hijos)... y que por supuesto leeré y si me gustan yo se los presto a redi, a ver si conseguimos que se lea nuevamente un libro.

saludos :)

emma-jean dijo...

y si no me gustan ( que lo dudo)...también se los presto, si él quiere,claro...