miércoles, 1 de marzo de 2006

La tele, los niños, Nobita y su primo...


En post anteriores comentaba como la existencia de tiernos retoños en el hogar cambia los hábitos y formas de vida de una pareja adulta.
Un aspecto que aún no había tratado, y que sufren en silencio miles de padres es el de la televisión.
Parece que los niños ya no vienen con un pan debajo del brazo, como hacían antes.
No.
Ahora vienen con un mando a distancia universal.
La tecnología es lo que tiene.
Resulta verdaderamente increíble y sorprendente cómo aprenden a manejar semejante artefacto cuando no levantan un palmo del suelo.
Si sólo se quedara en eso, hasta resultaría útil. El problema es que tienden a hacerse con el mando, en la más plena acepción de la palabra, y la programación televisa ya no viene marcada por las preferencias de los (presuntamente) adultos de la familia sino por esos (literalmente) mocosos que comparten parte de nuestro ADN.

Yendo a lo que iba, he de admitir que en mi hogar ya no se ven Noticias por la tele. Tampoco es tan malo. Al fin y al cabo, peor es tener que ir zapeando cada vez que salen escenas gore en los Telediarios (que suele ser cada veinte segundos) para que los críos no vean imágenes que ni deberían ver los mayores.

Nos hemos quedado también sin los Documentales de la 2 (bueno, en realidad tampoco los veíamos mucho, la siesta tira mucho).
Por no ver, no vemos ni el Tiempo (hombre, ahí si que echo de menos a Maldonado, Minerva y las nuevas generaciones de meteorólogos que nos estamos perdiendo...).

En su lugar tenemos a La Banda, Doraimon, Kitarachu y el Marsupilami, la Loca Academia de Policía.... Vaya cambio...

Con Doraimon me ha pasado una cosa curiosa. Hasta hace poco renegaba de esta serie con todas mis fuerzas, me resultaba de todo punto insoportable.

Sin embargo, ahora ha llegado el "primo listo" de Nobita, un tal Kitarachu, que ha desbancado a Doraimon y compañía en mi personal lista de personajes más insoportables de la tele. ¿Por qué?Porque Kitarachu y sus amigos son tan "políticamente correctos" que cansan a la primera entrega.

La serie es una contrapartida especular de su progenitora: un protagonista, sus padres, los mismos dos amigos (uno gordo y verdulero, otro normalito y rico), la misma presunta novia, la misma casa, el mismo barrio, casi la misma escuel, una mascota robot compañera...
Sin embargo, ahora el chico es listo y arrojado, en lugar del lerdo metepatas pero simpático Nobita,el amigo gordo (Gorilla) es hasta amable y ni canta mal ni sacude a sus amigos a la menor ocasión (como el añorado Gigante), el otro amigo es completamente plano (a diferencia de Suneo, ese intrigante y cizañero) , Doraimon se ha trocado en un robot samurai que habla casi en verso y, para colmo de males, la chica no se pasa todo el tiempo en el baño duchándose como hacía Sizuka. Un detallito, el padre de Nobita se pasa todo el día fumando, el padre de Kitarachu no creo que haya fumado un pitillito en su vida.
En fin, que prefiero mil veces a ese Nobita con todos sus humanos defectos y debilidades, a esos amigos suyos traicioneros, chantajistas y chulos de barrio, a esa Sizuka que siempre está en el baño, a ese profesor que no hace más que castigar a Nobi porque no hace los deberes, a ese Doraimon chillón, a ese padre fumador empedernido y empledo servil de una Multicorporación Nipona, a esa madre regañona y con gafas....

...que ese cretino de Kitarachu, que me arruina la siesta con sus magníficos inventos...

4 comentarios:

Redivivo dijo...

Doraemon: de las pocas series de dibujos animados que jamás he podido ver un episodio, de lo empalagosa que es.
Donde esté Bobobo y su cruzada capilar...
¡Ataque pilonasal!

juan p dijo...

Pues después de ver Kiterechu te darás cuenta que Doraemon y su pandilla son un grupo de punkis descarriados...

Anónimo dijo...

Doraimon es el personaje favorito de cristían y jorge en la televisión. Somos dos chavales del ecuador, de Loja, que están viviendo en España.
un saludo

Anónimo dijo...

Que bobos sois porfavor. Son series de animación buenas como otras cualquiera. La siesta=Cosa de vagos. Criticáis a la sociedad por que sois unos discriminados.